• Cuánto me interesabas

    martes, 31 marzo 2020 0

    Cuando llegué a tu casa el otro día, ¡qué mundo tan extraño apareció a mis ojos! Me quedé hechizada. Jamás hubiera podido soñar, en plena calle de Aribau, un cuadro semejante al que me ofrecía Román tocando para mí, a la luz de las velas, en aquella madriguera de antigüedades… No sabes cuánto pensaba en ti. Cuánto me interesabas por vivir en aquel sitio inverosímil. Te comprendía mejor… Te quería. Hasta que llegaste… Sin darte cuenta me mirabas de un modo que estropeabas mi entusiasmo. De modo que no me guardes rencor por querer entrar yo sola en tu casa y conocerlo mejor. Porque no hay nada que no me interese… Desde esa especie de bruja que tenéis por criada, hasta el loro de Román…

    LAFORET, Carmen. Nada.
  • Las buenas personas

    viernes, 27 octubre 2017 4

    Verás, Jude, a veces a las buenas personas le suceden cosas buenas. No tienes que preocuparte, no ocurre con tanta frecuencia como debieran. Pero cuando ocurre, está en sus manos dar las gracias y seguir adelante, y tal vez considerar que quien hace una buena acción también disfruta con ello y no tiene ganas de oír las razones por las que la persona para quien lo ha hecho no cree merecerlo ni ser digno de ello.

    YANAGIHARA, Hanya. Tan poca vida
    Editorial Penguin Random House; 2016. 1004 págs. ISBN: 978-8426403278

  • La cultura es indestructible

    lunes, 21 noviembre 2016 4

    La mejor política cultural es no tener ninguna. Defender a nuestra cultura. Siempre se considera la cultura como algo débil, como algo frágil, como algo raquítico que necesita ser custodiado, protegido, promovido y subvencionado. La cultura es indestructible, capaz de sobrevivir a las peores hecatombes. Hubo una tribu salvaje en África en cuyo lenguaje no existía la palabra libertad. ¿Saben por qué? Porque eran libres. Creo que la palabra cultura siempre sale de la boca de la gente más ignorante, más estúpida, más peligrosa. Yo personalmente no la uso nunca.

    –EL CIUDADANO ILUSTRE. Dirección: Mariano Cohn y Gastón Duprat
    (2014)

  • No hallarás la vida eterna

    domingo, 20 marzo 2016 0

    ¿Por qué andas vagando por ahí, Gilgamesh? Jamás hallarás la vida eterna que buscas. Cuando los dioses crearon a los humanos, crearon también la muerte y reservaron la vida eterna sólo para ellos.  Los hombres nacen, viven y después mueren, ése es el orden que han decretado los dioses. Mas, hasta que llegue ese final, goza de la vida, pásala feliz, no desesperes. Saborea tu alimento, haz de cada uno de tus días un placer, báñate y unge tu cuerpo de aceite, viste brillantes vestidos de deslumbrante limpieza, que la música y la danza inunden tu hogar, ama al niño que te coge la mano y que tu esposa goces siempre en tu abrazo. Tal es la mejor forma que tiene un hombre de vivir.

    –Gilgamesh : versión de Stephen Mitchell. Alianza Editorial (2014)

  • Todo un mundo

    domingo, 29 noviembre 2015 1

    Hay personas que no son simplemente personas, sino que son un lugar, todo un mundo. A veces encuentras a alguien donde podrías pasar el resto de tu vida.

    –Moran, Caitlin. Cómo se hace una chica. 2015, Editorial Anagrama, Barcelona.

  • Conservar la experiencia

    miércoles, 17 diciembre 2014 2

    Tú te sentías atraído por él. Atraído por su juventud, por su talento y por la bochornosa perspectiva de formar parte de la película Cats. ¿Incluiste eso en tu artículo del Times? Y nosotros lo convertimos en una anécdota para contarla en sociedad como estamos haciendo ahora, pero fue una experiencia ¡Yo no voy a convertirlo en una anécdota! ¿Cómo podemos evitar que eso nos ocurra? ¿Cómo podemos acoplarlo a nuestras vidas sin convertirlo en una anécdota? Cuando ya ninguno tenga dientes en la boca seguirán rumiando esta historia: «¿Recuerdas aquella vez que un impostor se metió en nuestras vidas?, cuéntales la historia de ese chico». Y nos convertiremos en máquinas que no dejarán de escupir estas anécdotas, ¡pero fue una experiencia!

    ¿Cómo conservar la experiencia?

    –Stockard Channing en Seis grados de separación