1976: ‘La Profecía’

Lunes, 12 Enero 2009 0

Nací en 1976, el año de Taxi Driver, de Martin Scorsese. También fue el de Rocky, que ganó el Oscar a mejor película y guión, entre otros; Carrie, la película que lanzó a la fama a Sissy Spacek; la película en torno al escándalo Watergate, Todos los hombres del presidente, Network, el King Kong de (la sexy) Jessica Lange, Novecento de Bertolucci, la hilarante Un cadáver a los postres, o La Trama, la última película del gran Hitchcock.

Pero la película con la que me quedo de aquel año es sin duda La Profecía. ¿Que por qué? Bueno, creo que tratándose esta lista más de un recorrido sentimental por mis recuerdos cinematográficos que de una enumeración académica de las mejores películas de aquel año, se entenderá que deje a un lado títulos del párrafo anterior como Taxi Driver o Carrie.

Todo empezó con El exorcista. La había visto un año antes de que La Profecía llegara a mis manos. Por aquel entonces ya llevaba el veneno del cine de terror corriéndome por las venas y no pude dejar de interesarme por un VHS demasiado usado que había en el videoclub de la esquina, con la cantidad de cosas que parecía que tenían en común: otro niño y otra vez el demonio. Eso había que verlo. Y rápidamente pasó a estar entre mis películas favoritas por varias las razones.

    • En primer lugar, por el tema: el demonio. Desde pequeño me ha aterrorizado la figura del diablo: para eso la inventaron y conmigo funcionaba a las mil maravillas. Todo el cine que ha tratado estos temas, que ha sido poco y habitualmente malo (o muy malo), era como un maldito imán que me atraía y me hacía sentir idiota cuando luego pasaba las noches en vela rezando. Recientemente he leído un interesante libro del que os tengo que hablar: El diablo en la Edad Media.
    • Gregory Peck. Una de las pocas estrellas clásicas de Hollywood a los que he podido ver en el cine y disfrutar en activo (como en Gringo Viejo o El cabo del miedo).
    • La banda sonora de Jerry Goldsmith. Inconfundible, fantásica. Ave Satani. Qué suerte que había por casa un vinilo de una colección que habían comprado mis padres, Cine & Música se llamaba, que llevaba el tema. Aunque lo escuchaba con reparos, no fuera que tanto Ave Satani invocara algo extraño en el comedor.

  • Los ojos de Lee Remick. Aunque siempre la recordaré por Días de vino y rosas, el blanco y negro de ésta no permitía apreciar el azul de los ojos de Lee.
  • Y el decorado del cementerio y los rottweilers. El primero era genial: tenía de gótico, de cartón piedra y de cinematográfico lo que pocos decorados. Y bueno, qué decir de los simpáticos perritos que aparecen por doquier a lo largo de toda la película… ¿son un clásico? Un símbolo del mal, como pocos.

En 2006 se rodó el remake. No la he visto. Tampoco tengo muchas inquietudes por ir a buscarla, aunque no dejaré de verla si cae en mis manos.

¿Os gusta La Profecía? ¿Cuál es vuestra película del 76?

Un saludo.

Roque.

5 comentarios
  • fye
    Enero 12, 2009

    Que propuesta tan interesante! Tengo curiosidad por ver con que nos sorprendes.

    En mi caso, y teniendo en cuenta que no controlo demasiado sobre cine del 76 (me queda muy lejos, xD), supongo que me quedo con Taxi Driver; cuando la vi me impresionó muchísimo y el estado de shock me duró varios días. Sin embargo La Profecía, fantástica también, la vi siendo bastante mayor (en el ordenador durante un viaje a Madrid, curiosamente) y supongo que perdió capacidad de sorpresa. Además a mi el diablo, como que ni fu ni fa…

  • Roque
    Enero 13, 2009

    No es que yo controle mucho del cine del 76. Ese año no fui a ver ninguna peli; es más, no lo hice hasta el 82, cuando empecé a tener un poco de uso de razón. Pero bueno, ¡tenía que empezar por un año! Lo del demonio lo superé afortunadamente hace muchísimos años… pero no obstante, ¿te imaginas la pesadilla de vivir creyendo que existe? Es el mejor invento de la iglesia católica, sin duda. Al menos, el que más beneficios le reporta.

  • fye
    Enero 13, 2009

    Imaginaba que no pisaste un cine en tu primer año de vida, solo bromeaba (y la primera justo en el 82? que curioso), pero seguro que lo controlas mucho mejor que yo…

    Me alegro de que superaras lo del diablo, aun así la frase “… me hacía sentir idiota cuando luego pasaba las noches en vela rezando” me parece magistral xD!

  • José Marcos
    Febrero 2, 2009

    No recuerdo las fechas justas de cada película; si bien es verdad que la profecía es de mís favoritas. Me impresionó el personaje de Damien y su perro; pero sobre todo la conexión de ambos, es decir perro-niño = Demonio, pua, sentía miedo.
    “Pasaba la noches en vela rezando”, jejejje, yo hacia algo parecido.
    En fin, sín entrar en discusión: Me parece que la iglesia ha rentabilizado a conciencia ésta figura maléfica; pero también es una forma de representar el mal vs el bien, que ello de sobremanera exíste.

    En otro punto: He leído el libro de “Gringo Viejo”, pero por una u otra razón me he perdído de ver la peli; anque aprecio mucho la narrativa de Fuentes, seguro en la pantalla grande es diferente.

    Un abrazo, saludos.

  • Roque
    Febrero 3, 2009

    A mí la película de Gringo Viejo me gustó mucho, no solo por Gregory Peck, sino también por Jane Fonda, aunque no he probado a verla otra vez… podría pasar cualquier cosa. Lo que sí te recomiendo es la banda sonora, está compuesta por Lee Holdridge, impresionante, probablemente lo mejor que haya compuesto ese autor.

Deja un comentario