El que servía los cafés ahora maneja el dinero

viernes, 13 febrero 2009 0

A estas alturas muchos habréis oído hablar del reciente ataque de cólera que sufrió Christian Bale durante un rodaje. El vituperio en cuestión fue que, al parecer, el director de fotografía de la película irrumpió por el fondo del decorado mientras Christian Bale ensayaba. El actor se dejó llevar por la ira y lo que allí sucedió lo podéis oír aquí mismo. Ah, y no es una broma como lo del Gran Wyoming.

Un rodaje es una experiencia de una gran intensidad, muchas cosas están en juego, el trabajo de mucha gente, a veces cientos, con el coste que ello implica, debe estar perfectamente sincronizado y todo el mundo necesita, además, un espacio vital para llevarlo a cabo.

Lamentablemente estos ataques de ira no son excepcionales. Yo mismo he vivido varios, es más, en alguna ocasión he sido yo mismo quien los ha protagonizado. No es para sentirse orgulloso, todo lo contrario, he aprendido que nada bueno se obtiene de ellos. Son un recurso fácil para canalizar tensiones, estrés, y en la mayoría de los casos, frustraciones, pero son muy ofensivos, generan una imagen nefasta de uno mismo y disminuyen la productividad de todo el equipo en general.

Hay una enseñanza de oro en esta profesión que dicta que quien hoy te sirve los cafés, probablemente mañana maneje el dinero. Así es. Esta profesión requiere mucha perspectiva. Trata bien a todo el mundo, porque la vida está llena de sorpresas.

Es posible que sientas ganas de invadir Polonia cuando ves cruzar por el fondo del decorado al director de fotografía retocando luces mientras tú estás ensayando, pero eso no te da ningún derecho a insultar cruelmente, vejar o amenazar a nadie. ¿Te molesta? Hablemos con el director, con el productor, busquemos una solución. Es normal cabrearse, pero de eso a convertirse en una especie de monstruo neurótico y desbocado hay un trecho.

Christian Bale debería saber a estas alturas que una película no es solamente él, sino el trabajo de muchos en colaboración unos con otros. En su reprensión habla de “mi” secuencia, de “tus” luces. No se trata de “tus” luces, son “las” luces que va a iluminar “la” secuencia. Y ese es el error de muchos y el que, creo, ha cometido este actor, olvidar que hay cientos de profesionales detrás, arropándole, precisamente para que su interpretación se eleve a la categoría que merece. Aunque cuando se está muy alto es fácil perder la perspectiva: no es más que una película, no se trata de salvar al mundo de ningún ataque alienígena.

¿Qué te parece a ti el ataque de ira de Christian Bale? ¿Crees que está justificado?

Roque.

5 comentarios
  • José Marcos
    febrero 13, 2009

    Tengo desconocimiento sobre cada una de las actividades, puestos y responsabilidades de un equipo de producción en la realización de un Filme, o obra. Si bien es cierto que los equipos de trabajo de la índole que sea, son los mísmos para cualquier tipo de organización.
    Un actor es la repesentación de un escríto, ensayo, libreto, guión, y más; sus funciones están límitadas a mera interpretación, por lo que aún con conocimiento de causa de diversas actividades, es imposible controlar e interrumpir todas y cada una de las actividades de los demás, en las que sus funciones tienen razón de ser.
    La dirección tiene una responsabilidad importante y directa sobre el dejar ser o no; a permitír abusos, o maltratos de determinada persona al resto del equipo.
    También puede ser importante, el soporte cultural del actor para saber expresar sus diferencias con compañeros de trabajo.

  • Moi
    febrero 14, 2009

    Recuerdo que cuando oí/leí la monumental bronca de Bale me parecieron palabras durísimas. Y como la pregunta es clara, mi respuesta también debe serlo: no, en absoluto me parece justificado el trato que le dio a un compañero. Pero como todo actor sabe, todo comportamiento debe ser comprendido, que no justificado. Lo primero que pensé es que para perder de esa manera el control, es muy probable que se tratara de una de esas escenas exigentes en las que se tienen alinear los planetas para que absolutamente todo salga bien, y eso incluiría seguramente el estado mental del actor. Si una iluminación falla se puede corregir y repetir la toma, igual que si es el sonido o algún otro factor. Pero si un actor ha conseguido por casualidad un estado del que está seguro que no podrá volver a echar mano y alguien lo estropea para siempre con un fallo que puede ser considerado negligente, ¿cómo reacciona? Puede influir desde la educación y calidad humana que tenga hasta el estado que en ese momento se encontrara debido a su concentración y compromiso con el personaje que interpreta, y eso es alguien que nadie más que él puede y podrá entender. Yo quisiera pensar que no lo haría igual, pero ¿puedo asegurarlo? Desgraciadamente no, aunque sí estoy totalmente seguro de que en caso de actuar igual no hubiera tardado demasiado en pedir disculpas hasta ser cansino. Imagino que Bale no las pidió, al menos no convincentemente, de lo contrario es posible que la grabación no hubiera trascendido. Así que: mal, Christian, mal!

  • fye
    febrero 14, 2009

    ¿Roque Madrid teniendo ataques de ira?

    Nunca lo hubiera imaginado…

    (Ironía, para los poco acostumbrados al lenguaje no verbal…)

  • Roque
    febrero 16, 2009

    Josè Marcos: creo que el background educativo de cada persona es fundamental para el desarrollo correcto en equipo… y creo que el de Christian Bale anda por los suelos.

    Moi: ignoro cómo de “profunda” o “intensa” era la escena que interpretaba Bale, pero la película en cuestión era Terminator Salvation. Sin comentarios.

    fye: Por favor, aclara eso por favor ¡Qué van a pensar de mí!

  • Planeta Oli
    marzo 13, 2009

    Por cierto, supongo que lo conocéis:

    http://www.youtube.com/watch?v=82WCj8AbfsE

    OLI I7O

Deja un comentario