La hora de Richard Ford (I)

Martes, 10 Febrero 2009 0

Claves selectas elaboradas en 1844 por Richard Ford, viajero e hispanista británico, sobre Murcia y sus gentes.

Hoy, visión general.

En Murcia, Murtia, la diosa pagana de la apatía y la ignorancia reina sin rival ni inquietudes. “La monotonía, por doquier, usurpa su antiguo reino”. Las clases pudientes vegetan en una monótona existencia social, sin otras preocupaciones que el puro y la siesta. Pocos hombres que merezcan el nombre de ilustres han salido de esta trasnochada provincia. Las clases bajas, dedicadas principalmente a la agricultura, son alternativamente perezosas y laboriosas, conservando la Inedia et Labor del antiguo ibero. Su fisionomía es africana, y muchos han emigrado recientemente a Argelia. Son supersticiosos, pendencieros y vengativos, e incluso dicen de sí mismos y de su provincia que tanto la tierra como el clima son buenos, pero que mucho de lo que hay entre ambos es mal: El cielo y el suelo es bueno, el entresuelo es malo.

FORD, Richard. Manual para viajeros por España y lectores en casa. Murcia, Valencia y Cataluña. Pardo, Jesús (trad.). Madrid: Turner Publicaciones, 2008. 234 págs. ISBN: 978-84-7506-856-5
4 comentarios
  • Casandra
    Febrero 10, 2009

    Joer, como pone a los murcianos, que fuerte. :-S Unos prejuicios muy caracteristicos del s.XIX.

    Un abrazo!! 🙂

    • Roque
      Febrero 12, 2009

      Pues espera a ver más cosas que escribió y que iré publicando… jajaja… es la guía turística más controvertida que he visto nunca 😀

  • skyzos
    Febrero 10, 2009

    Este libro lo tiene una amiga, heredado de su bisabuelo (su historia deja a “La casa de los espíritus” y “Fortunata y Jacinta” en mantilla) de una de las primeras ediciones, y más de una vez en su casa nos lo ha leído… Entre esa crónica y la de Ándersen, nos cubrimos de gloria.

    A veces el tiempo pasa. Pero no tanto.

  • José Marcos
    Febrero 10, 2009

    Para esa época se podrían aceptar algunos puntos, incluso en la actualidad; pero es una visión un tanto negativa, no hay explicaciones sociológicas.
    Me parece que la importancia de un pueblo rádica en sus personas, en sus valores inmediatos como son: La sencillez, honestidad, cordialidad, entre otras, y es claro que en éstas comunidades como Murcia, Andalucia, Almería y más, las personas son más personas. La modernidad no debería de ser el elemento más importante para describir y diferenciar a un pueblo.

Deja un comentario