Reflexión: Sweeney Todd – El barbero diabólico de la calle Fleet

Jueves, 26 Noviembre 2009 0

Las buenas películas son aquellas que mejoran cada vez que las vuelves a ver. Y Sweeney Todd lo es.

Gana en cada visionado. Será porque se trata de Tim Burton en estado puro, o por un sublime Johnny Depp, o una inmejorable Bonham-Carter, o un genial Alan Rickman, al que no imaginaba cantando, o puede que sea por un inesperado Sacha Baron Cohen, o tal vez por el descubrimiento: Jamie Campbell Bower. O puede que por todos a la vez.

Dicen, los que aseguran saber de cine, que esta película no es más que un refrito de lo mejor de sus películas anteriores. Puede que tengan razón, pero lo mismo les pasa a Woody Allen, Martin Scorsese o Steven Spielberg con las suyas y nadie dice nada. Por supuesto que Tim Burton, como todos, tuvo, y tendrá, sus tropiezos, pero Sweeney Todd no consta, ni constará, entre ellos.

Sin duda vale la pena dejarse llevar por esta historia de crímenes y sangre a un Londres oscuro y teñido de hollín, aunque sólo sea por disfrutar de los títulos de crédito, que aconsejo volver a ver, una vez se ha terminado la película, ya que cobran una nueva vida. No os lo perdáis.

Y como se trata de una película musical, aprovecho para recomendaros el interesantísimo repaso que por el género realiza Alberto Lacasa en su blog. Una clase magistral desde los orígenes del cine musical hasta nuestros días. Imprescindible y para todos los públicos.

-Roque.

Sin comentarios.

Deja un comentario