Reflexión: Un tipo inolvidable

lunes, 6 julio 2009 0

Hace poco hablaba con mi buen amigo Alejandro Mollá, psicólogo y compañero desde los años del colegio, que los estudiantes de cine con inquietudes creadoras, los guionistas y los creadores de historias para la gran y pequeña pantalla no deberían, cuando visitan las tiendas de libros, empezar por la sección dedicada al Cine, sino por la de Psicología. Es lo que, al menos, hago yo cuando las visito, ya que lo encuentro tremendamente útil de cara a mi trabajo.

Ahí es donde están los personajes que luego gobernarán las tramas de las historias. En la sección de psicopatologías, por ejemplo, está el Melvin Udall de Mejor… imposible, o el doctor Hannibal Lecter de El silencio de los corderos. Pero además encontrarás un extenso recorrido por problemas conyugales, familiares y sociales, cómo surgen, por qué surgen y cómo se solucionan; una explicación para las fobias, las depresiones, y los distintos tipos de personalidad. Miedos, carencias, excesos, todo un catálogo enormemente útil a la hora de sentarte a escribir.

Muchas veces, una historia se desinfla por no tener unos buenos personajes, o porque éstos no están bien definidos. En ocasiones los creadores confiamos demasiado en la belleza de lo normal, cuando eso es de lo que está harto el espectador, que acude a la sala de cine huyendo, precisamente, de lo normal. Introduzcamos un elemento diferenciador, dotemos a nuestro personaje de un perfil diferente, una personalidad distorsionada, unas relaciones marcadas por un trauma; regalémosle un tic, una manía, unos miedos. Esa será la diferencia de que, cuando acabe la película, sea o no recordado.

Por tanto, insisto, sección Psicología, no lo olvidéis, y si no lo habéis hecho aún, os invito a que lo hagáis. Estoy convencido de que os será de mucha utilidad. Incluso si no os dedicáis al cine.

-Roque.

4 comentarios
  • Planeta Oli
    julio 9, 2009

    ¿Has visto “Pagafantas”? A mí me gustó mucho…

    OLI I7O

  • Israel Nava
    julio 9, 2009

    Tuve el privilegio de escuchar este post anteriormente 😉

    El caso es que el germen de todas las historias pueden ser cualquier cosa: un cuadr, un personaje, etc…

    Dotar a los personajes de personalidad, background, etc… es algo que da fuerza al guión y lo hace inolvidable.

    Efectivamente.

  • josé marcos
    julio 9, 2009

    Interesante la formación de un personaje en la pantalla. Una buena base de psicología y sociología para ciertos personajes con un juego patologíco importante, son esenciales en la historia del guión. El cine de terror se nutre de ello.
    Sín embargo, la sociología nos puede presentar elementos importantes de cambio que se presentan en la sociedad actual., y que en la pantalla grande se pueden teñír de diversos matíces.

  • Planeta Oli
    julio 14, 2009

    Por cierto, el otro día había un tipejo en el bar que frecuento que estaba leyendo “Hannibal” y me dijo: “Hannibal Lecter es uno de los personajes mejor creados de la historia” :o)

    OLI I7O

Deja un comentario