Siempre hay un precio que pagar

Miércoles, 28 Mayo 2014 0

Cuánto me alegro de haber sido niño cuando aún no existía internet y los personajes de mis series favoritas cantaban esto:

No sabrás cómo es hasta probar,
no sabrás reír hasta llorar,
no podrás estar de vuelta si no vas,
mejor se aprecia todo al faltar.

Yo siempre viví para soñar,
yo pensé: “que fácil ser feliz”,
pero cómo iba a imaginar
que siempre hay un precio que pagar.

Fragmento de una de la canciones del episodio 30 de la serie infantil Fraggle Rock, producida por Jim Henson.

Sin comentarios.

Deja un comentario